Blogia

elindomable

Exit.

Pese al último comentario creo que ha llegado la hora de decirle adiós al blog. Ha sido mucho tiempo pero para lo poco que publico y las pocas ganas que tengo creo que es mejor dejarlo aqui. Sin dramas. Dejémoslo, valga la redundancia, en un descanso vacacional. Ya veremos si recuperamos a "elindomable" más adelante.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Here it goes again.

Como no tengo demasiadas ganas de escribir nada sobre mí (supongo que también porque actualizo de ciento a viento) voy a colgar un vídeo muy chulo. Es uno de los últimos que he visto y, sin duda, de los que más me han gustado. Es muy probable que ya lo hayáis visto... pero por si acaso mejor probad. Es una de las mejores muestras de que "poco" puede ser "mucho" y de cómo lo que más vale en este mundo son las ideas. Una pista: es el ganador de Youtube. Dale AQUÍ.

P.D. "El Kiwi" que puse anteriormente también ha sido elegido el mejor vídeo de Youtube. Eso sí, en la categoría de "entrañables".

"Te vas a hacer un friki"

"Te vas a hacer un friki"

Me lo advirtieron al llegar al trabajo. "Te vas a hacer un friki", me dijeron. Todo un acierto. A 3 pruebas me remito.

1. Ahora me he descubierto a mí mismo buscando en Internet cosas sobre una radio que está en Batatais (Sao Paulo) porque hay un locutor, al que vemos a través de la webcam, que es muy feo y nos divierte echarle un ojo. Es entrañable en su fealdad. Es como un mono narigudo con tendencia a la simpatía. La radio en cuestión la puedes encontrar en WiiTV.com si pones "cámaras en vivo" y buscas la emisora ABC FM. Im-presionantes estudios.

2. Ahora soy fan de Anderson Cooper. Sí, vale, antes también sabía quién era pero ahora lo miro de reojillo mientras trabajo. Es cierto que es de la CNN, que sabe muy bien que su imagen vende y que, de vez en cuando, mete unas noticias que son más propias de Ana Rosa que, valga la rima, otra cosa. Pero hay que ver cómo transmite, cómo explica las cosas y que puesta en escena tiene el jodío. Míralo AQUÍ.

3.- Y, por último y haciendo una concesión a la hormonilla, Kristie Lu Stout. También presentadora de CNN. Corresponsal en Asia, cumple el rol de chica - guapa - china - americana - eficiente - super mona. Dentadura rollo Emma García pero es super guapa. Las cosas como son. Si quieres ver una foto suya, por curiosidad morbosa, dale AQUI. Y si aún eres más morboso échale un ojo a su BLOG en la murdochiana CNN.

Veo doble.

Compensemos el anterior comentario... doblemente:

1. Por si no lo has visto nunca, por si no sabes quién es Vicentaco o Piruleta, por si desconoces el paso del árbol que cae al río y salpica... Por si aún vives en el pleistoceno... Regard el DUELO DE BAILES de la Hora Chanante.

2. Y por si no sabes cuál es el nombre del mejor todoterreno del mundo, el único con 35 asientos y asesina-bambis... Dale AQUÍ.

Dos citas.

Dos citas.

 "A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante."  Oscar Wilde (1854-1900)

Yo ya estoy un poco harto. Todo va muy bien pero algo dentro me dice que puede mejorar. Y es esa sensación la que me impide disfrutar de todo lo bueno que me rodea. A esto hay que sumarle que me ilusiona lo que no debería. Supongo que es parte de la esencia de este mundo imperfecto que nos toca vivir o que hacemos nosotros. Puede que esté esperando ese momento del que hablaba Wilde, en el que la vida se muestra con toda la plenitud. Y lo cierto es que poco me importa ya lo que provoque ese instante. Olvidarse de lo planeado, de lo correcto y afrontar el día a día como llegue. Sorpresas incluídas.

 "La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes." John Lennon (1940-1980)

Take on me.

Hoy estoy mudo. Literalmente. Una semana demasiado dura y la cena con los compañeros del trabajo se han llevado la voz. Puede que por eso prefiera colgaros aquí un link (lo pondría directamente, pero blogia es un asco comparado con blogger) de un vídeo que me encantaba de pequeño. Me inspiró el Pobre Furby al poner un clip de George Harrison.

Vídeo: "Take on Me", de A-Ha. ¿Por qué? Creo que es uno de los vídeos que más he visto desde que no levantaba ni 4 palmos del suelo. Me encanta la canción, me gusta la historia, me encanta cómo está realizado... De hecho, por gustarme me gusta hasta la cara de los malos. Supongo que a todos nos gustaría ser él o ella en alguna ocasión.

Por cierto, que Padre de Familia también homenajea (ojomenea) a A-Ha en uno de sus capítulos. Por cierto, a mí la forma de bailar del crío me recuerda a la de alguien... Si quieres verlo, dale AQUÍ.

El Kiwi.

El Kiwi.

No, no el que tiene vitamina C y viene muy bien en estas épocas de resfriados. Hablo del pájaro. De ese que no puede volar.

Ví este vídeo en la página de un amigo del master. Él decía que a veces se sentía como el Kiwi y yo creo que todos en algún momento nos sentimos así. A veces lograr lo que queremos cuesta mucho esfuerzo. Y en ocasiones merece la pena. En fin, que no hay que ponerse profundo hablando de algo como este Kiwi... ¿Que no has visto aún el Kiwi? Pues no seas tonto y dale AQUÍ.

Family Guy

Family Guy

Primero, nada. Luego, un poco. Y al final, mucho. Primero no me hacía gracia. Luego un poco. Y al final me muero de risa con algunos puntos que tiene la serie Padre de Familia. Creo que es la mejor forma de explicar mi evolución respecto a esa serie. ¿Quién podría imaginar que harían chistes sobre cosas como el alzheimer de Reagan? O sobre el punto que tienen los hindúes en la cabeza (y que Peter cree que es porque hay un francotirador), o sobre el origen inuit de Jennifer Love-Hewitt o que Dios quisiera tirarse a su novia sin condón porque "eh, nena, vamos, es mi cumpleaños"... En fin, que son muchos. Uno de los que más gracia me ha hecho fue este homenaje a American Beauty... Si te da el punto, lo puedes ver AQUÍ.

Radioteatro.

Radioteatro.

Una cosa más relacionada con el trabajo pero que no es en absoluto una obligación. Desde hace unos meses Federico Volpini está intentando poner en marcha, y con cierta frecuencia, representaciones de radioteatro. ¿Y qué es esto? Pues las clásicas representaciones de historias por la radio. Ya hemos hecho un par en La Casa Encendida, en Madrid. Esta semana volvemos a la carga.

Volpini creo que lleva media vida reivindicando la radio imaginativa, con dramáticos, con ficción y, pese a que parece que sólo se imponen cosas en directo, él sigue como Don Erre que Erre... Ya sólo por eso nos ha ganado a muchos. Y encima nos llama para echarle un cable. Con lo cual también te sientes bien porque es muy exigente. RNE organiza dos tipos de radioteatro: el que tiene presupuesto serio serio, con actores de primera fila (José Sacristán, Galiardo, Cayetana Guillén Cuervo...) y el otro con actores aficionados. ¿Adivinamos en cuál estamos nosotros? Efectivamente. Pero está genial actuar delante del micro y tratar de hacerlo bien pese a no haber actuado en toda tu vida.

La cosa es que han colgado lo que hicimos en directo en Radio3 hace unas semanas. En este radioteatro actuó gente como el Maestro Reverendo o Grupo Salvaje. En fin, yo salgo en alguna como el Monstruo Submarino (ahí con Borja haciendo de estrellonas) pero os recomiendo escuchar todas. Somos todos periodistas, muchos del Master, así que no somos en absoluto profesionales. Tan sólo queremos sumarnos, modestamente, a esa pelea de Volpini para que el radioteatro vaya a más.

Para escuchar el Radioteatro del 27 septiembre... Dale AQUI.

¡Despiértense conmigo!

¡Despiértense conmigo!

La niebla comienza a disiparse poco a poco. Acaban de hacerme un contrato de un año en la radio y ayer viernes lo firmé. No cobro el total pero por algo se empieza. Al final los rumores estaban más que fundados, por lo que me voy a Informativos... a hacer España a las 8. Esto quiere decir que entraré a trabajar de madrugada y salgo a eso de las 9 de la mañana. Lo cierto es que estoy contentísimo porque el programa es muy bueno, los que trabajan ahí también y, para colmo, conozco a varios y son buena gente. Así que es un reto ilusionante y acogedor a partes iguales.

Ya os iré contando qué tal llevamos eso de dormir durante el día y trabajar por la noche. De crío siempre me hacía gracia el Conde Draco cuando se ponía a contar.... y ahora yo me voy a parecer un poquito a él. Este domingo empieza la nocturnidad. La verdad es que ya tengo ganas.

Buenas noches.

Buenas noches.

Había cocinado sushi para sus amigos del trabajo. Otro había traído vino. Otra, helado. Otro había cocinado unos pimientos rellenos de carne. Además, el resto había traído quesos, paté con mermelada y cosas para picar. Toda la noche en la cocina, preparando la comida, riendo, algunos se hicieron unos porros... Y así pasó la noche, entre risas y amigos. Al día siguiente había que ir a trabajar y a eso de la una de la mañana cada uno comenzó a irse a casa para dormir algo. Cogió el metro con otros tres amigos pero fue el primero en bajarse. La parada de metro más cercana de esa línea estaba a unos quince minutos caminando de su casa.

Iba solo por la calle. Se cruzó con tres o cuatro personas y con el camión de la basura, que hacía un ruido ensordecedor. Soplaba un poco de aire y la avenida por la que bajaba estaba extrañamente vacía. Puede que por eso se girara varias veces para comprobar que realmente iba solo. Y así era. Supongo que todo el mundo tiene derecho a tener un poco de precaución o miedo irracional, como se le quiera llamar. Paso a paso sus Adidas le llevaban a su cama. Cuando estaba a punto de doblar la última esquina antes de llegar a su portal se fijó en un bulto que yacía sobre un banco de la calle. Siguió caminando pero no podía quitar sus ojos de esa persona que dormía tan sólo tapada con una manta. Llevaba barba, la piel un tanto oscura por no lavarse y estaba envuelto como una larva en una manta no muy gruesa de un color amarillento. Dormía plácidamente. Con la boca abierta.

No se detuvo pero pudo comprobar que realmente estaba dormido. Sí, los ojos no estaban entornados sino bien cerrados. Con las manos en los bolsillos tocó una moneda de 2 Euros que llevaba encima. Pensó en dejarla en el suelo. Así le hacía un favor sin que pareciera una limosna. Pensó en el amor propio de una persona que, seguramente, ya lo había dado por perdido. Pero tampoco dejó el dinero. Siguió caminando, triste, abatido y haciendo girar con sus dedos esa moneda dentro del bolsillo de su vaquero.

Cinco minutos más tarde estaba en su cama. Grandísima. En sus sábanas rojas y negras. Hacia calor y se tapó con la sábana hasta las orejas. La moneda estaba sobre una repisa de la estantería. Apagó la luz y cerró los ojos. Esa noche tardaría en dormirse un poco más de lo normal. Sólo un poco.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Fin.

A veces es alucinante saber que has acabado algo. Esa sensación que mezcla tranquilidad, vacío e inquietud por eso que podrá llenar ese hueco. Hoy, viernes, puedo decir que he terminado el Master de RNE completamente. Acabado.

Buenas noticias: me he quedado el segundo de la promoción (aunque las notas son muy relativas, sinceramente) y me han ofrecido contrato por un año. Al parecer, pese a que todo apuntaba a que me iba a quedar con la Pécker en La Plaza... me voy a Sevicios Informativos. Y todos los rumores apuntan a que me voy a las Españas (es decir, a los boletines de las 2, 3, 4 y 5 de la madrugada y el diario de la mañana que -España a las 6, 7 y 8- ). Ya veremos

Malas noticias: No me quedo con la Pécker, se van amigos del Master y se van también amigos becarios del programa. Hoy ha sido un día de despedidas, abrazos, más de una lágrima y buenos deseos. Me quedo con eso.

Todo por una recarga.

Todo por una recarga.

 

Cuando se pasea por la calle con los ojos bien abiertos puedes llegar a descubrir cosas realmente insólitas. En ocasiones eso que te llama la atención puede ser algo muy normal. Lo que hace que esa persona o cosa sea especial es la imaginación, que le atribuye una historia con pasado y un probable futuro. Ésta es la nueva entrega de elindomable productions.

El semáforo en rojo. Todos lo veían pero nadie miraba más allá. Una chica joven, de unos 16 años como mucho, se para frente al paso de peatones. Lleva un par de coletas sueltas, un vaquero pirata, una camiseta de tirantes blanca y unas sandalias del mismo color. En la mano izquierda lleva un mp3 que no es de una marca concreta, masca chicle con la boca abierta y lleva unas gafas de sol que apenas ocultan sus ojos. Sigue allí parada. No tiene las piernas delicadas ni finas. Lo que sí tiene es buen tipo. Uno de esos cuerpos más cercanos a los de Rubens que a otra cosa, pero sabe (y nota) que es un objeto de deseo para casi cualquier hombre. No se anda con miramientos, no tiene unos movimientos depurados y no es demasiado educada... pero intuye que ése es precisamente su poder.

Todo por una recarga de móvil. 6 euros. 10 euros. 20 euros. 30 euros. Todo depende de cómo vaya el encuentro. Todo depende del grado de desesperación del otro. Al principio comenzó con algunos de clase, más tarde con un profesor particular que nunca dejaba de mirarle los hombros y al final con conocidos de sus padres. Luego todo acabó por cambiar. Muchos se arrepentían tras la primera vez y otros trataban de hacerle chantaje. La solución para ella pasaba entonces por Internet. Los amigos, conocidos y profesores cambiaron por tíos desconocidos. Un mail, me agregas el messenger o me das tu móvil. Comenzaba por la webcam. Siempre era igual. Llegaba la noche, sus padres se iban a la cama y ella comenzaba a caminar por un mundo que papá y mamá jamás podían siquiera intuir. Otras veces era por la tarde, cuando no había nadie en casa. No es un mal truco para tener pasta: una recarga, una videollamada, una petición, se cumplía si llegaba el dinero, fuera la ropa, haz algo... Casi siempre pedían lo mismo y al final sale de forma mecánica.

El semáforo es muy lento. Parece que nunca se va a poner verde. Justo delante de ella ve cómo un hombre de unos 45 años le mira babeando como un cerdo. Nadie lo ha visto pero se ha tocado el paquete mientras la miraba. En la mano lleva una alianza. Todo por una recarga de móvil. De pronto se siente vacía y una sensación de asco le recorre todo el cuerpo, desde lo más profundo hasta la piel que la recubre. Casi siente ganas de llorar pese a que no lo hace desde la primera vez que accedió a uno de estos encuentros. Está harta. Saca el móvil y llama a su padre para pedirle que venga a buscarla. Su padre no cogerá nunca esa llamada porque tiene el teléfono en silencio y está reunido. Cuando ya han sonado 5 tonos cuelga. Decide llamar a Dani. "¿A qué hora quedamos?". Sí, lo que sea a cambio de un poco de coca. Le dice que si se porta bien tendrá toda la que quiera. Algunas rayas aliviarán su alma, aunque nunca ha creído que la tuviera.

Nueva entrega de los breves escritos de elindomable productions. Espero que os guste esta historia que, por breve, no deja de ser falsa.

Los mil vodkas que se había bebido esa noche y sus piernas le llevaban de vuelta a casa. No era consciente de que estuviera caminando. Simplemente era un autómata que buscaba un refugio hasta recobrar la plenitud de sus facultades. Como un animal, lamía sus heridas con alcohol y miraba con recelo a toda persona que pasara por su lado. Le costaba enfocar y distinguir a una mujer vieja de una joven y atractiva. Se sentó en el escalón de un portal para ver si conseguía que la puta calle dejase de dar vueltas pero las aceras se empeñaban en retorcerse y girar sobre sí mismas, como si una mano oculta las meciera de lado a lado. "Traga saliva", se decía. "Traga saliva, ponte de pie y vete a casa. Estás dando pena." ¿Dónde quedaba la poca dignidad que creía tener? Se miró las manos buscando una respuesta pero al darles la vuelta descubrió que sus nudillos estaban machacados. Se puso en pie. Deseaba con toda sus fuerzas no caerse, no hacer el ridículo y que las heridas de su mano las hubiera provocado algo y no alguien.

Una ducha. Esta vez no hay límite de tiempo ni de champú o gel... Lo que sea para quitarse este sabor a alcohol y este olor a tabaco. Les escuecen los nudillos cuando cierra el puño. La herida se abre y el jabón se le mete por ella. Ahora escuece más. La radio suena de fondo. Por lo que dicen las noticias el mundo debe estar desmoronándose. Ya van más de mil muertos. Y eso sólo en un bando. Cierra los ojos y trata de imaginarse desnudo en esa ducha. Trata de imaginarla a ella desnuda. No lo logra. El número de fallecidos retumba en sus oídos mientras en sus ojos se contrapone una cascada de imágenes bien distinta: Son mil las fotografías de modelos en portadas de revistas, en anuncios de televisión o en películas que tiene delante. Esas sí las ve con mucha claridad, hasta tal punto que recuerda cada detalle grabado en su mente. La mezcla le da asco. Todo parece irreal.

Lo verdadero se diluye en lo imaginado. La objetividad se pierde. El hielo se vuelve a rendir ante el vodka, otra noche más. Es entonces cuando no puede soportarlo más. Se levanta y deja a esa chica junto a la barra sin decirle nada. Sale del bar y echa a correr. Puede que todavía esté a tiempo. El viento le pega en la cara, el sudor le empapa la camisa... pero no importa. Puede que aún esté a tiempo de coger el primer tren.

 

 

Fin de temporada

Fin de temporada

Se acabó Radio 5. A partir de ahora Marta ya no me puede llamar "radiocinquero" y voy a dejar de estar tan puesto (informativamente hablando) en la actualidad. Esta última semana me han encargado el "conflicto" del Líbano... un tema acojonante del que salen noticias cada 5 minutos. En fin, prueba superada lo de Radio 5. Cuando entré en el Master era el único destino al que no quería ir y, mira por donde, al final me ha encantado. Ahora a darle a los programas de fin de semana en Radio 1 y a disfrutar de hacer un buen magazine... ¡Qué ganas! A ver qué tal. Ya os contaré, fermosos!

Lisboa (o cómo aprendí a desconectar de todo).

Lisboa (o cómo aprendí a desconectar de todo).

Madrid. T4. Airbus de Vueling. 50 minutos en el aire. Aeropuerto de Lisboa. Autobús. Paseo. Hotel bastante bueno. Paseo hacia el centro... y ¡bofetada en la cara! Si no vas preparado para una ciudad así de bonita, es lo que acabas recibiendo. Y las buenas bofetadas, cuando son a tiempo, son uno de los mejores revulsivos que puede haber. Paso a paso Lisboa se abre ante tí, desplegando un encanto que no reside en ningún sitio en concreto sino en cada rincón. Es cierto que hay sitios maravillosos (Plaza del Comercio, Barrio Alto, el Chiado, Alfama o Graça....) pero lo mejor no son los monumentos, sino perderte en sus calles. Es una ciudad muy acogedora y que, para aquellos que disfrutan con los pequeños detalles y en el simple hecho de estar fijándote en ellos, es un placer como pocos. A veces, paseando por Lisboa o Sintra, puedes llegar a entender eso que se conoce como el síndrome de Stendhal. A mí me ha venido perfecto para desconectar, para darte cuenta de qué te importa y de quién te importa y, sobre todo, para marcar un punto y aparte en un año más bien duro con el master y demás. Señores, les recomiendo Lisboa con todo mi coraçao!

Ponga aquí un título

Ponga aquí un título

Y no el que por fin me ha dado la Universidad, tras un año de espera, sino el que realmente quiera usted poner. O al menos así me siento yo. El Master de Radio... acabado. Los malos rollos que de él surgían en ocasiones... acabados. La Universidad... acabada (con papelito en mano). El contrato del piso... bueno, ese está a punto de acabar. Y más cosas que acaban y otras que, lógicamente, empiezan. Los cambios pueden ser oportunidades, ¿no? Así que siento que tengo la oportunidad de poner primero un título, el que me venga en gana, y luego desarrollar la historia a partir de ahí. Eso, después de un año larguito sin posibilidad de tomar las riendas, es un lujo asiático.

Por el momento seguimos en Radio5 en el turno del mediodía y luego nos iremos al de los madrugadores. Así que saldremos por la tarde y, a partir de julio, hasta el mediodía (si todo sigue así). ¿Contento? Po si. Mucho, aunque había solicitado otro destino me estoy curtiendo muchísimo en este y la gente es majísima. Y para colmo estoy redescubriendo lo que es el tiempo libre. Ahora sólo queda aclarar un par de cosas con alguna persona, aclararme conmigo mismo y disfrutar... ¡del verano que ya está encima!

DU PINHUA

DU PINHUA

Estaba el otro día en la radio y, tras encargarme toda la mañana de los sucesos, me pasaron una noticia curiosa para aligerar un poco. Tenía que hacer un breve sobre una de esas historias que sólo se emplean para el cierre de los boletines y diarios. Me tocaba hablar de la mujer más longeva del mundo: Du Pinhua.

Uno se anima con noticias así, no tanto por la edad de la señora sino por el cambio que supone a la hora de enfrentarse a la información. Noticias (¿sin importancia?) que le dan un toque de colorín al día. En fin, que la mujer cumplió hace unos días la friolera de 120 años. Está inscrita en el Libro Guinness como la "persona viva más longeva del mundo". Celebró su cumpleaños rodeado de su familia y amigos, los cuales la describen como una mujer amable y siempre simpática con los demás. Jamás ha probado el alcohol, jamás ha fumado y es vegetariana. ¿Ya vale la pena vivir así? Bromas aparte... hubo un dato que me llamó la atención y que tuve que incluir en la noticia porque era el que daba una verdadera dimensión de la noticia: ¡¡¡¡Du Pinhua nació en el año 1886!!!!

Ale, que todo el que quiera llegue a esa edad y disfrute. Un abrazo para todos!

En casa...

¡Pero mira que se está bien en casa! En casa el cuerpo descansa. En casa las ideas se ordenan. En casa te das cuenta de cuánto has podido cambiar en apenas 3 meses. Es un lujo volver a descubrir lo firme que es tu cama (en comparación sobre todo con la del pisito madrileño) y la de discos que sigues teniendo aquí. Así da gusto. En casita vuelves a saber qué es eso de una ducha con presión, qué es eso de pillar un cacho decente de sofá decente y cosas así... Las pequeñas cosas lo son todo. Ahora toca cargar las pilas y disfrutar de ese lujo asiático que es no poner el despertados. Os lo aconsejo...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

"Tu eres Nueva Orleans. Tu eres familia de Carrero Blanco"

"Tu eres Nueva Orleans. Tu eres familia de Carrero Blanco"

Ésta es la perlita que iba diciendo una mujer mayor el otro día por la calle. Aquí en Madrid ves a mucha gente que ha perdido el rumbo, de eso no cabe duda. Y sientes una mezcla entre curiosidad, risa y pena. Y piensas, con el paso de los días, cómo una ciudad medianamente grande puede devorar a las personas con tanta facilidad. Entonces te acuerdas de frases de Carlos Berlanga (que si Teresa y yo no recordamos mal, usó Dazzito en su blog) como esa de que "sin vosotros, no sería nadie en Madrid". Vamos a aprovechar las oportunidades que nos da esta masa de gente y edificios sin perder el norte demasiado. Y vamos a aprovechar el poco tiempo libre que nos queda, y vamos a aprender y vamos a abrir una botella de vino... y luego otra. ¿Por qué? Pues porque hemos preferido huir hacia delante.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres